viernes, abril 26, 2013

Soja y blue

De acuerdo con la inveterada costumbre desde 2008, ciertos medios se dedicaron estos días por acusar a los productores simultáneamente de no vender cantidad suficiente de soja y de usar sus pesos para redolarizarse en el mercado blue. Una obvia contradicción.
En este artículo, y en este, escribí sobre las tendencias, contradictorias, que pueden hacer que el productor venda normalmente o con más lentitud que los años anteriores.
Hasta ahora, en la mitad de la cosecha, la venta viene un poco más lenta. Los productores que cosecharon maíz han hecho caja con este cultivo, cuyo saldo exportable esta comprometido en un 90% (aunque todavía no se terminó de embarcar). Las tendencias bajistas en el mercado internacional se han sosegado un poco, y obviamente la tensión en el mercado del dolar verdadero (el blue) aumenta la incertidumbre y la tendencia a ser más conservador con las ventas de soja (desensillar hasta que aclare). Nadie quiere tener $ en las manos, queman.
Los puertos, sin embargo, estan abarrotados por la demora en cargar los barcos a causa de los dobles o triples controles de la AFIP, eso también dificulta el proceso de venta y cobranza (para qué vender sin cupo para cargar y cobrar?)
Lo que debe quedar claro, es que la mayor liquidez por las exportaciones, que se le pagan en pesos al productor, no queda en sus manos. Lo normal en Abril es que lo que se cobra se destina a pagar compromisos y deudas. Así que si los pesos de la soja se vuelcan parcialmente al blue, eso corre por cuenta de los proveedores y prestadores de servicios al agro.
No va a ser así en Mayo y Junio, cuando se pagan los arrendamientos y el productor empieza a hacer caja para enfrentar los compromisos futuros. Eso si puede generar bolsones de liquidez que pueden buscar inversiones alternativas de corto plazo. Eso no esta ocurriendo todavía, pero puede suceder en 30 días, así que si yo fuera del gobierno no trataría de apurar las ventas.
El otro efecto del blue es la brutal diferencia de cotización de la soja entre el mercado interno y los países vecinos. Una soja de $1620 en Rosario equivale (por el flete) a $1300 en Formosa o Salta. Con el precio del blue de hoy (9,28) la soja en Paraguay o Uruguay vale alrededor de $ 4500. Son $90.000 mínimo de diferencia por camión. Y ya hace un año que los vecinos vienen comprando diferentes productos alimenticios (harina, aceite, papa, cebolla, etc) para llevárselos por izquierda a su país, así que el canal parece que ya esta "aceitado". No creo que, con mínimos y obvios controles, el volumen sea significativo. Un camión con harina que va a las provincias del norte es algo habitual, mientras que un camión con soja en esa dirección va a "contramano" del tráfico habitual a los puertos. No debería escapársele (gratis, al menos) a los que custodian las rutas. Encima la cosecha de NOA y NEA este año es bastante magra por la sequía, casi desastrosa.
Es absurdo pensar, como dice pensar el gobierno, que estas distorsiones, crecientes desde 2011, no pueden afectar a la economía real.
La situación económica se esta deteriorando día a día, la incertidumbre aumenta, una cosecha razonable con excelentes precios internacionales no luce como las cosechas de hace 2 o 3 años. Estas situaciones son una pequeña parte de las consecuencias que le causará al país la agudización de las contradicciones del modelo económico.