lunes, abril 08, 2013

Fin de la era del glifosato?

En los últimos meses este tema se esta debatiendo en el sector agrario argentino, y también en otros países.
El problema es que hay malezas que se han tornado altamente tolerantes o resistentes a este herbicida, que cuando se abarató (al vencerse la patente), generó una revolución técnica junto con la siembra directa en la agricultura argentina.
Estas malezas resistentes no han surgido por un "contagio de genes" desde la soja o el maíz RR, sino por ancestral proceso de selección natural.
Podemos ejemplificarlo con un ejemplo más casero, que son los shampúes para piojos. Cada tanto sale un producto nuevo que promete ser más efectivo que los anteriores (que el público dice que ya no vienen "fuertes" como antes).
Este shampoo nuevo tiene un insecticida que al principio se manifiesta como imbatible. Se comprueba que mata "todos" los ejemplares que un chico tiene en su cabeza. Pero nunca es así, con el 99,99% de efectividad, que es más de lo que podemos medir, estamos totalmente satisfechos. Pero que pasa con los supervivientes? Por algun motivo hay algunos ejemplares sueltos que tiene un mecanismo que les permite tolerar el nuevo insecticida. Puede ser que tengan barreras a la penetración, o mecanismos fisiológicos que le permiten detoxificar el veneno, o un proceso metabólico alternativo que "puentea" el proceso bloqueado por el inscticida.
Qué sucede con el tiempo? Si aplicamos solo ese principio activo, (los piojos resistentes al insecticida nuevo pueden ser susceptibles a otro, ya sea nuevo o viejo), los piojos resistentes van a sobrevivir, junto con algunos otros susceptibles (porque el shampoo se aplica mal, o se deja de aplicar con un tiempo). Es obvio que los piojos resistentes van a dejar mucha más descendencia que los otros, es inevitable que con el tiempo se apareen piojos resistentes entre si, y dentro de la población general de piojos van a predominar cada vez más. Tal vez en 2 años, tras 24 generaciones, un 70% de los piojos ya es resistente, y las madres van a decir "El Shampoo xx ya no viene como antes"
Con las malezas sucede lo mismo, con la ventaja de que solo tenemos una generación por año. Si nos pasamos 15 años aplicando solo glifosato en un campo determinado, es inevitable que ahora veamos plantas que son tolerantes o resistentes al herbicida. Luego las semillas de esas malezas se diseminan con el viento,  o las transportan las cosechadoras o los camiones(junto con el cereal), y el problema se hace importante.
El anteaño pasado llegó acá, al sur de la provincia de Buenos Aires la "rama negra"(Conyza bonariensis) resistente a glifosato. Dado que produce millones de semillas por hectárea, diseñadas para ser arrastradas cientos de km por el viento, el problema se ha generalizado a la casi totalidad de los campos.
Hay solución? Si la hay. La primer consecuencia es que la soja dejó de ser un yuyo facil apto para chambones. El productor común va a tener que consultar un profesional. Hay herbicidas (nuevos y viejos) que la matan, la mayoría no son selectivos para la soja, pero se pueden aplicar entre la cosecha y la nueva siembra 6 meses después.
La segunda consecuencia es que la producción de soja se encareció 30 U$S por ha como mínimo (y si tenemos una combinación de sorgo de alepo y rama negra resistentes posiblemente hasta 60 U$S).
Eso significa de 10 a 20 U$S de costo extra por tn, lo que representa del 3 al 6% del precio interno.
Se acabó la era del glifosato? Lo que se acabó es el glifosato como comodín y única solución, pero todavía es el producto que controla el 99% de las especies de malezas que tienen nuestros campos. Se va a seguir usando mucho tiempo más, pero ya no solito, sino como parte de un paquete. Y con la necesidad de rotar productos y modos de acción, para evitar resistencias cruzadas.
Qué podemos esperar en el futuro? La aprobación de nuevos herbicidas es un proceso muy caro, pero este problema va a generar un mercado que puede incentivar la investigación y desarrollo de las compañías. También vamos a ver en el futuro sojas resistentes a varias familias de herbicidas. Pero el contrario también juega, no cabe duda de que el elenco de malezas resistentes se va a ir ampliando, y que la resistencia puede incluir a familias enteras de herbicidas que actúen de igual manera en el metabolismo vegetal (por ejemplo los ALS), y nos sacarán de combate a docenas de productos de un golpe.
La lucha contra las malezas es una preocupación de la agricultura desde el neolítico, y lo seguirá siendo. Tuvimos un recreo de 15 años(un segundo si lo comparamos con los 30.000 años de la actividad agrícola), y hay que seguir usando intensivamente la principal herramienta de cualquier actividad humana: El cerebro.

12 comentarios:

El del 0.33% dijo...

Muy bueno Mariano. Al final es como vos decís va a ser uno más junto con paraquat, diquat, acifluorfen, fomesafen, etc, etc y mil etc más.

Blas dijo...

La resistencia se soluciona muy fácilmente. El resistente que era el 0,01% lo era porque al ser resistente tenía alguna desventaja. Deja crecer las malezas originales y van a volver a la resistente el 0,01%. Ahi podes volver a usar el glifosato.

Daniel Lomperto dijo...

@Blas.
Soy un total ignorante en temas de campo pero siempre me interesa ciencia y tecnología (incluye bio).
Pero me parece que para que la población de especies se restituya deberían pasar unas cuantas generaciones (años), o no?.
Es decir, no es que el resto de las malezas va a liquidar a la rama negra en 1 sola generación, me equivoco?.
Saludos.

Blas dijo...

Daniel, si se pudiera conseguir la manera de sembrar la maleza original alcanzaria con una temporada.

manuel el coronel dijo...

que gran negocio que es la selección natural. me lo llevo

Daniel Lomperto dijo...

@Blas

Ah ok, entonces sí :)
Habrá que "malezar" de vez en cuando.

Mariano T. dijo...

Blas propone algo asi como un año sabatico.
No seria mala idea para la campaña 2014/15, si se pudiera. Pero por motivos politicos, no por los yuyos.

Alcides Acevedo dijo...

La solución es sencilla: generar agricultores por cruzamiento entre chamanes del altiplano y militantes de Greenpeace... así volveremos a las fuentes de la agricultura orgánica...
¿Qué? ¿que la humanidad viene haciendo ingeniería genética artesanal desde hace miles de años?

Ah, bueno.... no sabía....

Bandiera dijo...

El problema es el abuso que se hace del glifosato, pasó lo mismo que con los antibióticos en medicina, donde hoy hay cepas de bacterias resistentes porque durante años prescribieron antibioticos (ppalmente penicilinas) indiscriminadamente, sin embargo no se habla del fin de la era de la amoxicilina. Acá habrá que hacer lo mismo que en la medicina: racionalizar el uso del glifosato y usar otros herbicidas. No puede ser, he visto a algunos que barbechaban en agosto, fumigaban pre y post emergencia, y hasta pre cosecha si estaba "sucio" el lote todavía; un delirio total (en una sola campaña le mandaron mas de 6 ltrs/ha), no es extraño asi que en poco tiempo aparezca resistencia.

Anónimo dijo...

¿el ejemplo de los piojos vale tambien para la humanidad?
el 0.01% que aguante el cambio climatico, radiaciones, pesticidas... es decir, basura y mas basura, ¿sera el prototipo del human@ futuro?
¿o nosotros no somos tan list@s como las hierbas?

saludos fernando

Comandante Cansado dijo...

Mariano, una pregunta y disculpe el off-topic: ¿existe un sector opositor al Momo Venegas en el gremio que conduce, o una agrupación de trabajadores rurales que esté enfrentada con él, o su representatividad es total y absoluta? Gracias.

Mariano T. dijo...

El peon rural standard no tiene ninguna participación gremial porque esta disperso.
La fuerza de Benegas esta en los estibadores de los puertos y en los sectores de cultivos intensivos que logró blanquear en los últimos años.