lunes, julio 30, 2007

El coeficiente de Gini y las hortalizas


En el post "Curiosidades de la horticultura" había hecho un pantallazo de las cacterísticas especiales de la oferta de hortalizas y frutas en la Argentina
Una característica de los productos que se venden frescos, con poca posibilidad de hacer stock, y con baja transabilidad internacional es que la oferta en volumen oscila a lo largo del año de acuerdo a las superficies de siembra y la variabilidad climática.
Eso implica que hay momentos en los que el mercado esta sobreofertado, y otros en que esta desabastecido. Las condiciones climáticas este año han causado que hayamos estado, y seguimos estando, más cerca de la segunda posición.
Cuáles son las implicancias de esta situación en los precios?
Cuando algo falta, no es posible que los consumidores compren la misma cantidad que antes, no alcanza. Lo que se produce entonces, es un racionamiento.
En un país comunista ideal(como nunca hubo), el estado diría: "Este mes la ración de tomate se reduce a la mitad para todo los camarradas consumidorres"
Pero el mercado actúa de otra forma: El que lo puede llevar lo paga, el que no lo deja.
Acá aparece el concepto de elasticidad de la demanda: Los pobres tiene una demanda totalmente elástica, hace falta un pequeño aumento de precio para que dejen de consumir el bien en cuestión, lo busquen sustituir por otro, y si el otro también aumenta no compran nada.
Una parrilla de Puerto Madero tiene una demanda totalmente rígida, ellos tienen que comprar x kg por semana, valga lo que valga, porque no pueden decirle al comensal que se acabó la "mixta".
Los ricos tiene una demanda bastante rígida también, y la clase media busca sustituir hasta que también hace subir el precio del sustituto(ensalada de repollo en vez de lechuga).
En unja sociedad totalmente igualitaria(como nunca existió) el precio sube un poco, y la elasticidad no depende de los ingresos, sinó de las preferencias de cada consumidor, en este caso, los "new age" mantendrían el consumo de verdura, y los gorditos nos inclinaríamos a opciones más calóricas.
En uan sociedad tan desigual como la nuestra, "billetera mata galán", y la escasez se maneja de tal manera que los precios suben mucho, hasta que la billetera de los que pueden elimina la competencia de los que quieren y no pueden. ¿Cuanto tiene que valer el tomate para que en vez de comprar un kg cada uno, yo compre 2 kg, y vos pobretón no compres ninguno? Es como cuánto tiene que costar el peaje para que no circule ningún auto viejo por la autopista.
Esa es la relación entre el Coeficiente de Gini y los precios de las verduras: Sociedad más desigual=Mayores aumentos cuando falta oferta.
Esto no lo podemos arreglar con manejos en el Mercado central, es un tema del sistema capitalista, y al que no le guste "ajo y agua".
Cuáles son las implicancias en este contexto de la suba en el mínimo no imponible?
La respuesta es obvia: Los pobres consumirán menos.
Así que va a haber que esperar que llegue el verano para comer verdura.

21 comentarios:

Dale gracias a Artemio que por él llegué hasta acá, pronto va a cobrar el comentario.... dijo...

A ver, desconozco las posibiliaddes operativas, pero al menos teóricamente, el estado podría convertirse en un importador eventual para calmar la demanda.
Y si no, armemos una ONG...

ARTEMIO LÓPEZ dijo...

Mariano comparto el análisis, pero compartimos que el estado debe garantizar la seguridad alimentaria de la población vulnerable, por lo que en ese punto la lógica del mercado debe suspenderse y reemplazarce por otra : la de la responsabilidad del estado. Probablemente nada de esto este en la base de la comedia de moreno, pero que este esquema haya fracasado no habilita para desentenderse del acceso a la Canasta básica de los sectores más vulnerables. comparto que medidas como la baja del mínimo son inapropiadas, pero eso a mi juicio se decidió por al menos dos motivos.
1-el más obvio, el de satisfacer las demandas de la aristocracia obrera conducida por moyano que posee mucha capacidad de presión y
2- en línea con el anterior pero más específico para - vía desfinaciamiento del estado - convalidar en los hechos un aumento salarial en los gremios que marcan la cancha, capaz de alinear el salario nominal con la inflación real ...y poder seguir planchando el IPC metropolitano.
Menos mal que esta tu blog para poder decirlo...jeje
salu2!!

Pupita La Mocuda dijo...

Muy buen posteo. Sumamente claro y completo. Saludos, Pupita

Mariano T. dijo...

Bueno, lo primero sería crear un sistema de reparto de la escasz alternativo al actual. El resto son payasadas.
El mercado raciona por poder adquisitivo. Qué otro sistema se les ocurre?
Orden de llegada a la verdulería?
Cupones de racionamiento?
Los ingleses tenían cupones de racionamiento en la segunda guerra, y era un gobierno conservador.
No me quiero imaginar lo que pasaría acá si se adoptara una medida semejante.
El camino es una mezcla de laissez faire con el toue payasesco e inocuo de Moreno, como para hacer creer que el Gobierno "hace algo".

Ana C. dijo...

¿Y por qué te parece necesario que todo el mundo coma tomates todo el año?

Kaloma dijo...

Muy bueno Mariano. No hay forma eficiente de racionar, salvo en situaciones extremas como en una guerra. El Estado debe cumplir su rol de arbitro, hacer cumplir las reglas, y mantenerlas para generar confianza y x ende inversion. La pobreza no se relaciona con la estacionalidad de una hortaliza. Las politicas deben apuntar a incrementar el empleo. Los precios son la voz de la gente, hay q escucharlos y "entenderlos". Es ineficaz pretender dirigirlos x la gondola, la batalla x controlarlos se da en otro lado, en la cancha de la INVERSION.

Mariano T. dijo...

Coincido 100% con Ana C. El problema son los índices, pero hay que bancárselo, o quitarle los frescos. Imaginate que importo en pleno Julio ciruelas de Francia en avión, tendrían un 500% más de precio que en enero, debería el IPC medir eso?
Solo quiero plantear el problema, y ver si existe una solución alternativa a aguantarse la suba. Y yo dudo que exista.

Ana C. dijo...

En las Europas está el índice normal de inflación y, entre otro montón de desagregaciones de los índices, el que usa para calcular lo que se llama "core inflation" (¿inflación núcleo?), sin productos estacionales y sin energía. Supongo que en Argentina también se usa.

Supongo, además, que en la producción hortícola hay bastante competencia por lo que no veo por qué no tendría que funcionar el mercado.

manolo dijo...

Mariano
Ahora lo pegue donde correspondia

Si se libera el mercado de Horticultura, que se apliquen las generales de la ley.
No a la evasión, no a la reducción a la servidumbre de la mano de obra, control fitosanitario.
¿Porque sino en que se diferencian de la industria de la confección?
Con estos precios tenemos horticultura hidropónica, ¿o no?
Si los costos principales son el gas o la electricidad. ;-P
Así pueden pedir subsidios, para las “chicas” que quieren estar en línea y tostadas

,,,,,,,,,,
Respuesta de Mariano
Manolo, contestaste en el lugar corrido, pero la cosa la veo así:
El mercado hortícola nunca dejó de ser libre, salvo algunos malos negocios que le hicieron hacer a algunos agentes muy expuestos, como los supemercados. Por eso Moreno tiró la toalla hace rato.
Vos proponés horticultura ´del primer mundo(aunque también allá hay explotación de inmigrantes). Puede ser el camino de largo plazo, pero en el medio desaparece el 60% de la oferta y los precios serán altísimos no ya 4 meses, sinó 2 o 3 años, hasta que la cosa se acomode, y aún entonces serán mucho más parecidos a los precios actuales que a los del año pasado.

manolo dijo...

Mariano
El mercado no tiene etica, no es su funcion.
Pero la evasion, la reduccion a la servidumbre y la provision de alimento contaminados son delitos.
Si el sueldo no alcanza no es culpa de la estacionalidad, son los sueldos bajos; como tantas veces dijistes.
Pero alguna vez hay que empezar a normalizar la cadena, aunque falte la lechuga.

Ana
La horticultura en la Argentina es el Mercado Central, es indefendible tanto desde la Socialdemocracia, como desde el Liberalismo no prebendario.

Un abrazo

Mariano T. dijo...

No tengo dudas de que sería lo más ético blanquear toda esa mugre. Si nos bancamos la suba, esta bien. Incluso entraría mucha gente nueva a producir hortalizas. Pero dudo que un gobierno como éste se banque las subas de precios. Siempre la coyuntura por sobre el largo plazo, y ni hablar de la parte política del mercado

Musgrave dijo...

Mariano T, muy bueno el post. Como no sos economista de formación, me dejás margen para que te haga un par de aportes.
Capitalismo-Tipo ideal o cruel realidad??
Adam Smith escribió que para que el mercado funcione como el quería los intercambios deben ser voluntarios, es decir poderes de negociación similares.

Para que el intercambio voluntario sea la única forma de intercambio, deben existir lo que hoy llamamos instituciones a la North, es decir seguridad y justicia.

En mis clases, suelo decir que dos ejemplos reales de la mano invisible de A.S., son la bolsa de N.Y. y el mercado de frutas y verduras. Como ejemplos de asignación de recursos o mecanismo de coordinación de decisiones individuales (todas las mañanas que quiero tomar jugo de naranja, sin que yo le diga nada, mi verdulero Oscar tiene para venderme las naranjas jugosas).

Como sabrás, la S.E.C. se encarga de velar porque los intercambios se den en iguladad de condiciones (digamos que es el marco institucional que garantiza que la mano invisible haga su trabajo, el post de Manolo sobre J. Kennedy esta muy bueno).

Obviamente, al mercado de frutas y verduras le falta todo el andamiaje institucional de la SEC.
O sea, para A.S. el capitalismo tiene un alto grado de intervención estatal o no es virtuoso.

Siempre me pregunto, cual es la diferencia de fondo (no miremos las formas) entre que se saque de cotización una acción que sufre bruscos cambios (+/-20% no?) y que Moreno llame a un empresario porque el precio de x producto sube mucho?
Ah, por lo que leí alguna vez los yanquis y europeos de a pie, tienen un comportamiento más solidario respecto a su comportamiento como consumidores sin importar el nivel de ingreso. (boicot civil a subas desorbitantes de precios). Eso se llama cultura y su formación y fomento es tarea indelegable del Estado.
Perdón por la extensión
un abrazo

Anónimo dijo...

"Como sabrás, la S.E.C. se encarga de velar porque los intercambios se den en iguladad de condiciones...". Y el cartel del trigo que inventó la dupla moreno-kirchner, gracias al cual las exportadorea compraron a $ 370.- para vender a más de $450.-, cagando al productor, ¿en que parte de tu afirmación entra?

Kaloma dijo...

Musgrave,
una aclaracion a tu ultimo comentario respecto al limit down en las Bolsas. Se utiliza diariamente, para evitar volatilidades exageradas. Al dia siguiente se libera, siempre respetando el limit down ( tbien existe hacia arriba). Este mecanismo no controla ni detiene ningun precio, solo lo suaviza en periodos de tiempo muy cortos, finalmente el precio de cotizacion es libre. No tiene ni el mas minimo punto de comparacion con lo q hace el gobierno respecto al manejo de los precios.
Saludos

Mariano T. dijo...

Musgrave: Curiosamente el sentido del post es que en el mercado comprador no estan los demandandantes en igualdad de condiciones entre si. En un mercado de oferta y demanda con oferta insuficiente ,si Amalita y
yo se nos antoja comer ensalada de echuga, y hay una sola, y pujamos por el precio, se la va a llevar ella, a un precio superior al que hubiese resultado si hubiera habido una ensalada para cada uno.
No hay igualdad de demandantes, y eso empeora. El nuevo boost a la demanda de los dos deciles superiores de ingresos a causa de la suba del minimo no imponible, ocasiona una suba de precios por este mecanismo, ante una oferta insuficiente, lo que seguramente redunda en menos consumo del restode la poblacion.

Musgrave dijo...

Anónimo, entra en la parte que no se cumple con las recomendaciones de A.S. La regulación de los mercados es como un martillo...
Kaloma, en un sólo día cuanta diferencia puedo hacer si tengo inside information??
Mariano T. entiendo tu punto y lo comparto, mi comment era decir que capitalismo con poderes de negociación disimiles (distribución del ingreso, etc) no es lo que pregonaba Adam Smith, that's all.

Argenlibre dijo...

HOLA GENTE, MUY BUENO EL BLOG.

LES DEJAMOS UNA DIRE PARA QUE OPINEN

WWW.BULLBLOG.COM.AR

SALUDOS

ayjblog dijo...

bue Mariano, tenes razon,
Digamos que TODO sistema frutihorticola responde a Adam Smith
TODO: putting out (para usar los terminos de la epoca), no cargas sociales, salario libremente pactado, precios regidos por oferta y demanda, sin cortapisas extravagantes (obra social por ejemplo), concentracion.
Casi casi calcado de un libro de texto de Liberalismo
ahora bien, la solucion alla Mazzorin (siii la conozco, me extraña que nadie lo mencione al procer) no funciona

entonces?

BTW: estoy totalmente de acuerdo que es una porqueria, y que nadie va a hacer nada, por que a todos los actores les conviene, lamentablemente, y aca y afuera es igual, moros en España, Mejicanos en USA y asi siguiendo

Ana C. dijo...

Bueno, parece que no es solamente un tema de distribución del ingreso, sino también que las fuerzas del mercado están un poco trabadas en el mercado hortofrutícola argentino ¿o entendí mal?

Miguel Olivera dijo...

Adam Smith escribió sobre la fábrica de alfileres para hablar sobre la división del trabajo. Los alfileres no eran importantes en sí mismos y, elegir algún bien más complejo, hubiera distraído al lector de su tema principal.

Mariano, elegiste los tomates para hacer tu punto de que el mercado raciona por precio y que, si hay escasez de tomates, entonces los pobres tendrán que esperar hasta la próxima estación para comerlos. Creo que en esto fuiste bastante más lejos que el propio AS a quien nunca se le hubiera ocurrido poner en riesgo el alimento de los menos favorecidos y que escribía contra el (exceso de) mercantilismo. Tanto así que David Ricardo, no mucho después, escribió contra las Leyes de Granos sólo para que bajara el precio del alimento. Tan importante era este asunto para los clásicos.

Los pobres pueden vivir sin tomates pero si hacés extensivo tu razonamiento a las verduras se hace evidente mi disidencia: los pobres no pueden vivir sin verduras. Ni hablar si lo extendés un poco más a la carne, etc.

Sin duda que los ricos ("la parrilla de Puerto Madero") compiten (y le ganan) a los pobres en la demanda de alimentos. Es una de las formas de la Ley de Engel ya que los ricos dedican una parte menor de su ingreso mayor al consumo de alimentos y, entonces, cuando el precio sube de los alimentos sube los pobres pierden "votos" en el mercado. (Y, de paso ya que un Galbraithiano-Vebleniano no puede dejar pasar el punto, el consumo de tomates en Puerto Madero es un consumo conspicuo que seguramente no es de tomates...)

Pero ahí entra el estado: si los tomates, las verduras, la carne y tantos otros productos son esenciales para la "seguridad alimentaria" (Artemio dixit), que no es más que tu propia seguridad (porque dudo que yo te dejara disfrutar tomates en Puerto Madero con la ñata contra el vidrio si mis hijas pasaran hambre ), entonces el estado tiene que cobrar un impuesto extra a la Parrilla de Puerto Madero para subsidiar el consumo de alimentos de los pobres, sea de tomates, carne, arroz o cualquier cosa que la gente necesite para garantizarle su nivel de subsistencia.

Ah, y para seguir con algún debate nuestro, este último rol lo cumplen en parte las las retenciones.

Mariano T. dijo...

Miguel: Ese rol de las retenciones lo podemos poner también para que haya calefacción en todas las escuelas, para que haya gasas en los hospitales, becas para que estudien los menos favorecidos, subsidios a los indígenas dellCahaco.
Yo diría que en forma más general, para eso estan los impuestos. El tema es que sean equitativos y lo menos distorsivos posibles, no?
De todos modos, ante la escasez temporal de un alimento, o varios, no hay nada que se pueda hacer con impuestos, ya que al subsidiarlo, la demanda vuelve a hacer subir los precios, y estamos igual que antes. Cuando falta, alguien, o todos, se tiene que abstener de consumirlos.