viernes, febrero 07, 2014

Sobre juntas, estatizaciones y el reino de la fantasía. Parte 2

Ya vimos que la creación de una agencia estatal de granos no es un motivo para alarma, no pueden hacer nada más dañino que lo que estan haciendo ahora.
Las cabezas más calientes y los menos pensantes, son más ambiciosos todavía con respecto a la ingerencia del Estado en el comercio de granos. Algunos hablan de la estatización del comercio exterior. En realidad esto esconde una pretensión de castigo, pero además el ánimo de manejar todos los hilos de la producción agropecuaria.
Esto de  sencillo no tiene nada. El estado debería expropiar y pagar todas las instalaciones de silos, elevadores y puertos, varios miles de millones de dólares. Y qué hacemos con las aceiteras? Hoy el 70% de la soja se vende elaborada como aceite y harina vegetal.
Debería mantener una relación razonable con las grandes exportadoras,porque aún en la época del IAPI y las negociaciones de país a país, una parte importante de los granos (no menos del 30%, y a veces hasta el 80%) el organismo estatal se lo vendía a las cerealeras internacionales, y hoy ACA y AFA hacen lo mismo. El organismo estatal sería en este caso un intermediario entre el productor y las cerealeras. Que a pesar de ser los villanos del cuento(el gobierno no blanquearía que este sería un proyecto CONTRA los productores) siguen manejando el negocio porque tienen también todo lo necesario del puerto para afuer, incluyendo los compradores.
Después debería conseguir los recursos humanos expertos para manejar todo eso. La junta nunca movió más de 20 millones de toneladas, y tenía 4000 empleados. Hoy hay 100 millones, aunque sospecho que una medida de estas lo bajaría a 70 u 80 que igual es mucho. Y la papelería es mucho más complicada ahora.
Después debería tomar nota de que, a diferencia de los 80, hoy los productores almacenan la cosecha en sus campos, y no hay más remedio que sea así porque no hay capacidad de recibirlos en instalaciones fijas durante la cosecha, ni remotamente.
Eso significa que los productores tiene que voluntariamente entregarle los granos al Estado. En la época de la JNG o el IAPI eso no existía, y el productor necesitaba deshacerse de la tenencia física de los granos. El precio lo negociarían directamente con el Gobierno, con el precio internacional y el tipo de cambio a la vista. Con el gobierno apretado por las divisas (y las aceiteras paradas), son negociaciones con chance de ser exitosas para el que retenga los granos. Y no olvidemos que la pulseada del 2008 esta presente en la cabeza de todos, y que hoy Moyano no esta con el gobierno. Y que en 2014 o 2105 las exportaciones agropecuarias van a decidir la estabilidad de la economía argentina. No está para tener a los productores en las rutas con paro de comercialización.

Y ni hablar sobre la operatoria comercial externa. Los compradores prefieren operar con compañías globales, que si tienen una dificultad con la soja argentina les entregan soja brasilera o americana. Le van a comprar a Argentina, por supuesto, si les vende MAS BARATO, no al mismo precio.
Como corolario, hoy las exportadoras comercializan productos con precio que sale en los diarios del mundo, y hay empresas testigo como las cooperativas de segundo grado. Es ilusorio e irrealista pensar que tienen márgenes tan gordos que el estado podría aprovechar (menos aún si promete mejorar el ingreso de los productores). La mayor parte de ese margen (que se calcula entre el 3 y el 9%), se puede perder tranquilamente por no optimizar los gastos de logística, la inevitable corrupción menor (los balanceros de la JNG en los 80 hoy son ricos), y la falta de experiencia.

Ah! Me olvidaba. No vaya a ser que si hacemos una barrabasada como esta, antes de arreglar con los hold outs, los buitres nos decomisen un barco . No se puede comerciar si solo les podemos vender a los países donde hace escala la fragata Libertad.
El IAPI, que salió más fácil porque se apoyaba en la Junta previa, fue un rotundo fracaso, del cual me ocupé en otro post hace unos años(en el que también se meneaba el tema).
Pensar que se van a meter en semejante despelote, enfrentando tanta resistencia, y con nulas chances de que funcione en el corto plazo es subestimar demasiado al gobierno.

PD. Hoy 9/2, el propio Verbitsky lo admitió. Por más que saquen del medio a las multis (o se ponga el gobierno de intermediario entre cerealeras y productores), el grano no es de ellas, sino de los chacareros, así que el problema actual no se evitaría)

5 comentarios:

Fede Priotti dijo...

Sería su último gran fracaso, porque políticamente es inviable.

Anónimo dijo...

Pero la exportación esta concentrada en pocas firmas, y retienen los dólares que necesita el Estado

Mariano T. dijo...

Anónimo. A esta altura del partido, es poco creíble que los exportadores retengan divisas provenientes de exportaciones ya embarcadas, porque se habría denunciado concretamente, sería ilegal.
También podemos descartar que tengan stock físico sin exportar, salvo el stock en las aceitera(calculo que al menos deberían tener un mes de molienda para no cerrar).
Así que todo indica que el stock lo tienen los productores, y eso no lo pueden corregir con ninguna nacionalización.

Fernando dijo...

Hola:

Tengo una duda y tal vez usted me pueda dar el dato.
Se conoce un nuevo método de calcular la inflación por parte del gobienro.

¿Qué valor de inflación hubiera dado para enero el antiguo método?

Mariano T. dijo...

Solo Moreno conocería esa respuesta