domingo, marzo 14, 2010

Dos años

Esos días se cumplen dos años del affaire 125 y de la creación de la Mesa de Enlace.
Lo primero que quiero destacar es que ambos acontecimientos lograron un milagro, que fue vencer en ese momento el tradicional individualismo y aislamiento del hombre de campo. Se luchó por un objetivo común al defenderse de una agresión, económica al principio y después de todo el aparato de propaganda del Estado, incluyendo el atril presidencial y campañas de publicidad de "Presidencia de la nación" , y se logró una victoria que parecía imposible.
No es que la idea de retenciones móviles fuera muy mala. Yo estoy en contra de las retenciones como sistema impositivo, pero de existir (más allá de un porcentaje menor a 5%) éstas deberían ser forzosamente móviles, dependiendo no solo del precio de los commodities como del tipo de cambio real.
Pero aquellas alícuotas que planteó esa resolución, ( que y no fueron modificadas hasta su rechazo) eran ridículamente altas. En el caso de la soja de un plumazo pasaban de 35% a 48% quince días antes de la cosecha. En los otros cultivos era análogo.
Un argumento era repetido hasta el cansancio. La famosa "renta extraordinaria".
Se supone que los productores de todo tamaño ganaban más de lo que merecían, y que el Estado tenía que hacer algo al respecto. La falacidad de este mensaje quedó demostrada al año siguiente, cuando decenas de miles de productores perdieron mucho dinero con la sequía de 2009, esta es una actividad de riesgo, en la que se puede perder o ganar mucho por circunstancias de clima o de mercado.
Encima la hipocresía del matrimonio gobernante quedó evidente cuando se olvidaron que ellos mismos tenían ganancias mucho más extraordinarias que la gran mayoría de los productores. Y eran pura renta, sin trabajar ni producir o fabricar nada. Pero las rentas de los Kirchner no eran extraordinarias y no merecían ningún tratamiento impositivo extraordinario.
Todavia se intenta seguir con el argumento del desplazamiento, pero en notas recientes ya demostré que cada desplazamiento de una actividad obedece a una intervención errada en ese mercado en particular, tanto en trigo, como en carne o maíz. Y sin mensionar el hecho de que la baja del precio internacional hizo que en estos dos años no ha habido una diferencia sustancial en las retenciones efectivas con o sin 125.
Los efectos de los aumentos de precios en los artículos de consumo, podían morigerarse perfectamente con el aumento de recaudación que traía el mismo aumento de precio, manteniendo las alícuotas anteriores.
No cabe duda que la 125 implicó un punto de inflexión en el gobierno de los Kirchner. Las movilizaciones del 2008 los vieron perdidosos en las calles, y los productores tuvieron la solidaridad activa de gran parte de la clase media urbana. A partir de entonces los Kirchner empezaron a retroceder en popularidad, hasta ser derrotados en las elecciones del 2009, con la participación decisiva de los distritos agropecuarios.
En esas elecciones fueron consagrados como legisladores varios dirigentes agropecuarios, de los que empezaremos a ver la acción a partir de ahora, en las sesiones ordinarias del Congreso.
La Mesa de Enlace, a pesar de que intentaron romperla por todos los medios, persiste. Hay grandes diferencias entre sus miembros, como siempre las hubo. No podemos soslayar las diferencias ideológicas históricas que existen. Pero así como en los sindicatos todos lo miembros de diferentes ideologías se unen cuando hay una reivindicación común o una agresión de la patronal, es muy sabio que los dirigentes agropecuarios tengan un espacio donde dejar a un costado temporariamente esas diferencias cuando la circunstancias lo imponen.
El futuro esta abierto, la lucha por conseguir un sistema impositivo donde la producción agropecuaria no sea discriminada con respecto a las otras actividades productivas, industriales y comerciales va a ser larga. Pero en estos dos años hemos hecho camino.

31 comentarios:

Max dijo...

Es cierto, se ha avanzado mucho. Yo creo que sobre las retenciones el analisis tendría que simplificarse así: aún con retenciones del 35%, dependiendo de la eficiencia de cada productor el estado se lleva de resultado de la actividad tres o cuatro pesos por cada peso que se lleva limpio el productor (mientras más chico, menos eficiente por escala, luego el impuesto es completamente regresivo). Eso no es expropiación de la ganancia? Sea cual fuere la extraordinariedad, si alguien cosecha más por tu trabajo y tu capital que vos mismo, claramente sos un esclavo. Es un comunismo posmoderno, en el que en vez de expropiar los medios de producción se hace del estado una meidida aún más perversa, se expropia directamente el resultado.
El futuro lo veop dificil, porque mientras el campo sea competitivo internacionalmente y el resto de la población siga pauperizado por políticas improductivas el estado no lo va a dejar en paz, simplement para cubrir su propia incapacidad de volver a la economía competitiva en su conjunto.

Zorba dijo...

Dos años perdidos, espero que la conclucion que llegue hoy la mesa de enlace es que se perdieron dos años, la argentina perdio 2 años, que estamos peor que hace dos años en el sector que aun continuamos siendo ciudadanos de segunda, que se esta haciendo añicos a los pequeños productores y a las economias del interior de nuestra patria, dos años por no querer llever nuestra lucha gremial hasta el final y convertirla en algo politico, el camino elegido ha sido el errrado, se daran cuenta. Me da bronca, la gente va sufrir los proximos años desabastecimiento de carne y otros bienes agricolas porque no supimos defender lo nuestro. saludos.

Leonardo Victor Scilabra dijo...

Me encuentro muy enfrentado ideológicamente con sus planteos. En una sola cosa estoy de acuerdo y es en que les quisieron cambiar las reglas del juego a la hora de comercializar la cosecha que ya estaba a punto de ser cosechada, eso siempre lo dije, no me parece bien. Peo por otra parte, tenemos un estado y en él un gobierno, elegido democráticamente por el voto de las mayorías. Cuando se piensa en un país se piensa en un todo y obviamente existirán intereses encontrados, pero si cada uno de nosotros por vernos damnificados monetariamente por una política económica o de la índole que fuere tuviésemos que hacer de esto una lucha política, entonces no elijamos un gobierno, que siga gobernando el establishment. Aprendamos a escuchar tanto a los sectores económicos como a las clases trabajadoras, desocupados, docentes, jubilados, y ahí sí te daré la razón y la lucha será una lucha justa por los intereses de la nación. Pero si cuando se tocan los intereses del sector agropecuario nos cortan las rutas y desabastecen los mercados, cuando se promulga una ley de medios ciertos grupos económicos encargados de informar manipulan la información de una forma hasta desprestigiante para sí mismos, y si tenemos una oposición política que en vez de plantear propuestas se dedica a poner palos en la rueda, entonces así nunca saldremos adelante. Hay que hacerce escuchar, por su puesto, pero hay que estar dispuesto a ceder si la causa es justa, sin maniobras destituyentes y respetando a la autoridad, que bien puede gustarnos o no, pero fueron elegidos democráticamente por la mayoría de los argentinos.

Un abrazo, saludos!

Max dijo...

Leonardo, vos crees que si la mayoría está a favor de expropiarte el fruto de tu trabajo tenes obligación de obedecer?

Mariano T. dijo...

Planes de lucha gremiales contra medidas tomadas por gobiernos democráticos ha habido muchos.
Y me refiero a leyes, con mucha más legitimidad fue en este caso contra una simple resolución, que tenía mucho más efectos impositivos que una ley.
Después con el tiempo, y ante la no negociación y la denigración oficial, se trató de una simple lucha por vencer o por perder airosamente.

Leonardo Victor Scilabra dijo...

Vamos gente, me parece muy bien que se manifiesten y defiendan sus intereses, y les manifeste estar deacuerdo en que el momento de implementación no era apropiado, pero de ninguna manera pueden aprobarse maniobras inflacionarias, desabastecedoras y por lo tanto destituyentes. Debe existir cierta organizacion en una nación, si lo que renta es la soja debido a condiciones extraordinarias, no podemos permitir que por el beneficio de pocos el pueblo que no consume soja tenga que soportar la diferencia en los precios relativos entre la soja demas productos de origen agropecuario. Es totalmente lógico que cada uno bogue por sus intereses y eso no está mal, pero lamentablemente los intereses del sector agropecuario que tiene una fuerte demanda externa van en contra de los intereses populares. Mas allá de eso, es correcto hacerse escuchar y manifestarse, sino sería una hipocresía de mi parte levantar la bandera de la democracia, pero no son correctas las formas que se implementaron, prohibir el paso de alimentos en las rutas para desabastecerlos mercados, ¿no son concientes de que perjudican a lo que menos tienen? ¿no son concientes de que eso genera una movida inflacionaria y desestabilizadora? yo no creo que no sean concientes de eso y lo considero lamentable, porque no son las formas de llevar un país adelante, no solo los gobiernos deben tener responsabilidad civil, sino que todos nosotros debemos hacer nuestra parte.

Mariano T. dijo...

Leonmardo: Si como medida inflacionaria te referís a Marzo de 2008, fijate el IPC que no refleja nada de eso.
En cuanto a que el aumento de precios internacionales perjudica a "los intereses populares", no estoy de acuerdo en lo más mínimo.

Leonardo Victor Scilabra dijo...

El aumento de precios internacionales genera una ventaja para la exportación, menos producción destinada al mercado interno, exceso de demanda en el mercado interno, aumento de precios, perjudicados los que menos tienen. Si el aumento de los precios internacionales encima es de un producto que no se consume internamente se generan ventajas competitivas a la hora de producir bienes para la exportación y por lo tanto un reemplazo de los bienes de consumo interno por los de exportación.
Si no estas de acuerdo trata de darme argumentos para convencerme.
En cuanto a la inflación de aquel entonces, te acordas del tomate a 12 pesos por ejemplo? Qué el indec mentía cuando les conviene nada mas?

Mariano T. dijo...

Leo: La mayoría de los puntos ya los he tratado en el blog, y en forma muy abundante.
En el caso del aumento de precios de exportación, con las alícuotas existentes se podía subsidiar la pequeña porción del consumo interno afectada, porque la recaudación aumentaba en esa proporción.
Los consumidores argentinos tienen la enorme ventaja y privilegio de que algunas de las materias primas con las que se hacen los bienes de consumo se exportan, ya que eso les garantiza los precios más baratos del mundo.
No entendi tu punto del reemplao de biens de consumo interno por exportación.

Andrés dijo...

Mariano,

El "aparato de propaganda del estado" no fue nada respecto al alineamiento de los principales medios a favor del "campo". Sin los medios, el conflicto se diluía.

A 2 años del enfrentamiento, yo veo que el sector agropecuario perdió bastante apoyo político. Quedó claro en estas semanas que quienes pusieron el hombro en ese momento se quedaron con poco (las comisiones del Congreso quedaron en manos de la SRA y la CRA), la Mesa de Enlace brilla por su ausencia (sobre todo luego que el "enchastro mediático" con ansias de protagonismo cerró un acuerdo con el gobierno para Entre Ríos) y las predicciones de que faltará carne, trigo, etc, no se cumplieron.

No están fuera de combate, pero perdieron visibilidad y protagonismo, al tiempo que el gobierno lanzó muchas medidas que significaron una importante transferencia de recursos desde la sociedad hacia el sector agropecuario.

Saludos,

Andrés

Mariano T. dijo...

Cuáles?

Leonardo Victor Scilabra dijo...

Ahí está el punto, si hablamos de transferir recursos del Estado al sector agropecuario con subsidios para hacer más competitivos los bs de consumo interno están todos contentos no?
subir un impuesto a los bs de exportación y dar un subsidio a los bs de consumo interno generarían las mismas consecuencias pero de una forma se transfieren recursos del estado a grandes grupos económicos, y de la otra forma se genera efecto de redistribución progresiva de los ingresos. Es ahí donde no nos podemos poner deacuerdo.
Saludos.
Es un gusto y muy valorable poder discernir en el marco del respeto.

Mariano T. dijo...

El tema es que no se de que subsidios estamos hablando.
Si te referías a subsidios que llegan al consumidor (como los subsidios a las grandes industrias lácteas, molinos, la industria del pollo o los feedlots), a mi no me parecen bien porque junto con los subsidios a la electricidad, el gas y otros no discriminan al destinatario, que cuanto más ingresos tiene más subsidios consume.
Algunos de ests subsidios se paganban desde laepoca de Miceli por un aumento a los impuestos a la soja en el 2007. No se en que quedó. Pero no tiene nada que ver con la 125.
Tampoco veo la necesidad de que los alimentos en la argentina sean tanto más baratos que en el resto del tercer mundo, máxime cuando solo se aplica a las materias primas básicas, y muchas veces no se refleja en el precio final. Es un subsidio de los poductores al esto de la sociedad que se agrega a las retenciones. Era lógico que en algun momento explotara, como puede volver a hacerlo en el futuro.

Mariano T. dijo...

<En cuanto a un comentario anterior sobre el tomate, el problema no se dio por el paro agropecuario de 2008, sino por las heladas de 2007. Fue un año antes.

Leonardo Victor Scilabra dijo...

Tenes razón, lo del precio del tomate y demás fue antes, justito antes de las elecciones presidenciales que a pesar de la movida inflacionaria desestabilizadora Cristina ganó con más del 40 por ciento del voto popular.

Mariano T. dijo...

Cuál movida desestabilizadora, la del tomate?

Anónimo dijo...

Típico pensamiento socialista: deberás pagar por la "renta extraordinaria", explotador del pueblo. No serían precios extraordinarios?

El que invierte y gana tiene mal olor en este país.
Tendríamos que haber hecho el paro por el "lucro cesante" de la sequía, por ahí dábamos lástima por ser pobres y nos daban pelota.

Chistes aparte, todavia estamos esperando por la mesa de los argentinos, los hospitales, las rutas, los trenes, los puertos, las casas y los caminos y toda esa inversión maravillosa que se haría con el asqueroso yuyo de los golpistas y destituyentes.

Otra oportunidad perdida para la nación. Nunca un proyecto, un sueño que se haga realidad, para el bien de todos.

Estamos hartos de mentiras.

Andrés dijo...

Cuales? Ayuda a la lechería y los feedlots, entre varios.

Según Giorgi, suman $21.000M

Saludos,

Andrés

Mariano T. dijo...

Esos no son subsidios a la producción, sino al consumo.

Anónimo dijo...

Giorgi, Giorgi, no la tengo.
Alarcón, Alarcon.... en que anda?
Cobrando el sueldo?

Dominguez querido.... tengo al alguien conocido adentro del boliche.
Me dijo que lo único que hacen es rascarse el higo, tomar mate y cobrar el sueldito.

Posta.

Artemio López dijo...

"El futuro esta abierto, la lucha por conseguir un sistema impositivo donde la producción agropecuaria no sea discriminada con respecto a las otras actividades productivas, industriales y comerciales va a ser larga"... y que los trabajadores tampoco sean discriminados ? Agregalo Mariano.

Anónimo dijo...

De qué trabajadores habla el señor Artemio?

De los pobres peones explotados por la oligarquía terrateniente que trabajan por las alpargatas?

Si se actualiza Artemio, seguramente va a ver las cosas de otro color, no del antiguo rojo pasado de moda.

Pobre Artemio, repite los clichés.
Dese una vuelta por el interior y cámbiese los anteojos, deforman la imagen.

Mariano T. dijo...

Para que alpargatas? Mejor descalzos.
Jodas aparte, Artemio, en este aspecto hay dos campos, como te he dicho mil veces.
El campo que exporta commodities y paga retenciones tiene al trabajador mayormente en blanco y bien pago, y demanda ,mano de obra con cierta especialización.
En cambio "el otro campo", el que se dedica a vender en negro al mercado interno, y que si exporta lo hace en base a magros salarios y pésimas condiciones de trabajo (co personal temporario), ese no paga retenciones, ni tiene tratamiento impositivo desfavorable.

Anónimo dijo...

Hola Mariano !

vale la pena tanta explicacion?son ciegos,sordos,no quieren entender,bah se hacen.......
te felicito, carlos

Chiclana dijo...

el tomate desestabilizador ¿no era una película?

Anónimo dijo...

¿Y el Sr. Lopez tiene a sus empleados en blanco? Digo, porque a la hora de prejuzgar, nadie está exento.

Todos Gronchos dijo...

Qué linda época ésa!!!

Saludos!

chubutense dijo...

Mariano, te contesté en la barbarie. La única verdad es la realidad. Toucheé.

Anónimo dijo...

Dos años de asociacion publica y reconocida, muchas mas de manejo clandestino...
Al fin se decidieron a hacer las cosas con su propia cara... y no mediante radicales u otros politicos
Saludos

Anónimo dijo...

¿Qué culpa tiene el tomate?
¿Como continuaba....?

Lucho dijo...

Creo que los que hablan de este gobierno deberian tomar en cuenta las elecciones acaecidas en 2009, donde se eligió legisladores, y tambien las próximas que vendran!

Mas chorros que los Kirchner, ni en otros 60 años de vida creo que vuelva a ver (tampoco creo que llegue).