jueves, mayo 10, 2007

Incidencia de impuestos en la producción agrícola

Hace unos días salió en La Nación una carta de lectores de Roberto Campi, presidente de la Sociedad Rural de Pergamino.
Presentaba un estudio sobre la incidencia de los impuestos en un productor de 400 hectáreas de ese partido y, si calculaba a las retenciones como un impuesto directo más, el total de la carga impositiva ascendía al 62% de la ganancia neta.
Puesto en números, sin retenciones su ingreso bruto habría ascendido a $ 3731 por hectárea, sus gastos son de $ 1091, y los impuestos ascienden a $ 1621 (de los cuales $ 910 son las retenciones). La ganancia del productor, descontados los impuestos, es de $ 1018, de los originales $ 2640 antes de impuestos. O sea que el Estado se lleva el 62% de las ganancias.
Para contextualizar un poco el caso, digamos que Pergamino es de los mejores lugares de la Pampa Húmeda (como indican los rindes supuestos en la simulación). Con 400 ha en Pergamino se pueden adquirir 800 ha en Miramar, o 1000 ha en Tandil, o 3500 ha ganaderas en Laprida.
Un productor de esta importancia, tiene menor incidencia de muchos costos indirectos(como el contador) que un productor chico o mediano-chico.
Bueno, veremos venir los argumentos del gas oil subsidiado, pero una ha en siembra directa llevará 60 0 70 lts de gas-oil, así que la incidencia no debe llegar a $ 100 por ha si se duplicara el precio.
Y con un dolar más barato?
Con un dolar de $ 2,50, el ingreso se reduciría en $ 673 (menos que los 910 de retenciones), pero si calculamos que el costo incluye por lo menos U$S 140 de insumos dolarizados (sin contar la semilla, que esta a valor producto), se ahorraría $ 115 de gastos.
Con lo que vuelvo al argumento de notas anteriores: El régimen actual solo es viable por los elevados precios de los commodities, y no por el dolar alto. Con los precios internacionales que había en la época del pobre De la Rua, las cosas para el campo estarían igual o peor que en aquella época.

3 comentarios:

ayj dijo...

con lo que decis queda demostrado lo que el campo siempre quiso, dolar barato para importar sus insumos y maquinarias, el resto, bue, el resto no importa

y esto a primera vista, no me imagino la tempestad que te van a decir

Mariano T. dijo...

No creo que haya consciencia de eso en el sector. Por otra parte, el dolar alto permite vivir mejor, en lo personal, con la misma renta, lo que es importante para el pequeño productor. Lo que si queda claro que el modelo de dolar alto con retenciones no es más beneficioso que el dolar barato, sinó al contrario.
Pero la influencia del sector en ese tipo de decisiones macroeconómicas.

Anónimo dijo...

ojo, el comment fue sin animo peyorativo, quizas solo petardista
se quedo algo en el tintero
AYJ