viernes, agosto 12, 2011

El trigo y sus miserias

Hace un año y medio, después de la segunda peor cosecha del siglo, escribí "La decadencia del trigo argentino".
La campaña siguiente, con clima óptimo (de lo más favorable en varias décadas) dio, con una superficie de siembra muy mediocre, una producción razonable.
Sin embargo, este año la superficie de siembra no se recupera, estamos 23% debajo del promedio 1990-2006. Pongo 2006 como punto de inflexión porque fue el comienzo de la intervención de Moreno en el mercado triguero, que hasta entonces era libre, a pesar de tener 20% de retenciones.
Para ser más gráficos, podemos puntualizar que las cuatro últimas campañas figuran dentro de las 10 peores (en área sembrada) de los últimos 100 años. Y eso dentro de un panorama de excelentes precios internacionales y demanda que vuela en el mercado mundial.

Si vemos el gráfico, el área parece estar oscilando por debajo de las 4,5 millones de ha, una perdida de 1,5 millones de ha que ya parece consolidada.

No es casual tampoco que la superficie de cebada para grano haya pasado de 265.000 ha en 2004 a casi un millón este año( y tal vez 2 millones dentro de dos años). En todo el planeta la cebada forrajera vale menos que el trigo; acá, gracias a las intevenciones del Estado, vale casi un 20% más.
En nombre de la seguridad alimentaria se obliga a los productores a quedarse con gran parte del trigo en su poder más allá de su voluntad de venderlo. La respuesta es esperable, y se va a seguir profundizando, el productor va a votar con la sembradora.
Nunca faltó trigo con libertad de comercio. Si el Estado tiene la paranoia de que va a faltar, debería él mismo adquirir un par de millones de toneladas para quedarse tranquilo , y dejar libre el comercio del resto.
En el ministerio reconocen lo irracional de la política, algunos lo atribuyen a un capricho de cristina, o a la influencia del lobby molinero sobre ella.
Los dos últimos años, y sobre todo el corriente año, no ha habido ningún inconveniente climático para la siembra. Todos sabemos que los años con invierno muy seco (que son bastante comunes) pueden reducir la siembra en 1,5 millones de hectáreas, lo que dejaría el área en el borde de no abastecer el consumo.
Es evidente que los productores inteligentes y con más opciones estan abandonando el cultivo de trigo. Después los seguirán los menos despiertos, es lo que siempre sucede.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Abandonaron la producción de carne. Abandonan la producción de trigo. Abandonan la producción de gas. Abandonan la producción de petróleo. Mientras Brasil, Uruguay, Chile, Colombia consolidan su democracia, refuerzan sus instituciones y apuntan al progreso del país, Argentina y Venezuela, obcecadamente, resuelven marchar en el sentido contrario.

Econovato dijo...

para mi que ganan tanta guita con la soja que ni se calietan por sembrar trigo

Max dijo...

Econovato, "calentarse" por sembrar trigo? Vos haces beneficiencia con tu laburo? Y es al reves de lo que vos planteas, el gobierno va pisando los precios de todos los commodities que se consumen aca para bancar sus esquemas clientelares, la gente se pasa a la soja porque es lo unico que mantiene un precio que no depende del capricho gubernamental.
Mientras tengas que elegir entre producir algo que el gobierno decida el precio y algo que no, vos que elegis?

Mariano T. dijo...

El gran problema es que el trigo se convirtió en un grano sin liquidez. Eso es muy jodido desde el punto de vista financiero.
Con el maíz después de 4 meses de comercialización fluída (el trgo no tuvo esa suerte), empezó a pasar los mismo.
En cambio con la soja hay compradores todos los días hábiles, sin límites de volumen y que pagan en 4 días.

Alcides Acevedo dijo...

Hay que decir algo: si el gobierno aprieta y se sigue sembrando no hay nada que hacer.

Con patalear no alcanza, en todo caso es muy inteligente la política del gobierno: aprieta y consigue su propósito, se sigue sembrando trigo.

Los caraduras kirchneristas hace años han implementado políticas que favorecen la concentración y hasta la siembra indiscriminada de soja, siendo que el discurso apunta a que hacen lo contario.

No jodamos, la política actual es: después de nosostros el diluvio, eso es lo que hay que denunciar.

Peco dijo...

de todas formas hay zonas como el sudoeste de la provincia de Buenos Aires y parte del sudeste en donde no hay muchas alternativas de siembra. No se pueden sembrar 5 millones de has de cebada, ¿no? Y los cultivos de gruesa son muy vidriosos por razones ambientales...

Mariano T. dijo...

Me parece que la cebada forrajera compite con el trigo forrajero, maíz y sorgo. El mercado es enorme, si el precio le conviene a los compradores.
En un país normal, el trigo sería casi siempre mejor negocio, pero acá no.

Leandro dijo...

Che mariano, notaste el "pampero" que soplo ayer?

No podia dejar de pasar a saludarte... y deberas reconocer que es un saludo mucho mas mesurado que el que andabas desparramando vos tan lejos como alla por el 2009.

Que difrutes los proximos 4 años de hegemonia K.

Vaquita K dijo...

Las urnas hablaron.
El campo es K

Anónimo dijo...

El campo y sus miserias.
Ahora que les rompan el culo con retenciones, por pelotudos.

Mariano T. dijo...

Ni el 5% de los productores habrá votado a cristina, (yo no conozco ninguno), por un tema personal.
Pero después de dos años de buenas cosechas y buenos precios (gracias entre otras cosas a la anulación de la 125), la prosperidad en los pueblos es evidente. El productor podrá tener memoria, pero el empleado de comercio no.

Vaquita K dijo...

Que asco, Mariano, no? Empleados de comercio desmemoriados! Hacelos concientes de sus problemas de memoria o será un problema cognitivo? Y si hacen voto calificado de productores?
Malditos empleados de comercio, que no siguen a los patrones del pueblo....
Lindas palabras, Mariano. Muy sinceras....jeje.

Mariano T. dijo...

Nada de asco, esa emoción es patrimonio K para los que no los votan.
Solo comprensión, ante un voto no muy analizado. Pero alcanza con una sequía, o un bajón internacional, o un nuevo conflicto para que reflexione de donde viene su prosperidad.

Vaquita K dijo...

Y si les das un curso de análisis de voto? Usás la metodología de la ciencias agropecuarias pero la trasladás al comportamiento electoral.
O quizás votaron sabiendo que algunos productores solo buscan su bienestar y no el de los habitantes de sus pueblos....
no, no, eso no puede ser. Acá el que analiza como nadie a la hora de votar sos vos.
Armate el cursito y en Octubre arrasás con el Alfonso o el Cabezón.